Justificación

El programa de química de la Universidad Industrial de Santander nació en 1971, como una respuesta a la necesidad de plasmar en un programa académico de calidad lo que se había esbozado como un departamento de química, adscrito a la División de Ciencias Básicas y encargado de centralizar las actividades docentes de la química. El nuevo programa propendía por hacer una carrera cuyo fin era el de formar científicos investigadores con la convicción de que ésa era la única forma de lograr los profesionales que el país estaba requiriendo para lograr su desarrollo.

El nuevo programa propendía por hacer de la química una carrera universitaria diurna, creativa, cuyo fin era el de formar científicos investigadores con la firme convicción de que ésa era la única forma de lograr los profesionales que el país estaba requiriendo para lograr su desarrollo.

Hoy, 36 años después, y a pesar e los grandes avances logrados, continúa siendo válida la premisa inicial: Nuestro país necesita de profesionales idóneos y de científicos calificados para enfrentar los retos de toda índole que impone la sociedad moderna, lo cual sólo es posible a través de una excelente educación que permita reconocer las enormes posibilidades de desarrollo que ofrece la ciencia. La modernización del país, y las exigencias de la sociedad sometida a esos procesos de transformación, impulsados principalmente por la nueva concepción de Estado que la Constitución política de 1991 produjo, han obligado a una reformulación del sistema educativo para responder a las necesidades de formación de las personas dentro de un marco de comportamiento ciudadano ético, democrático y autónomo, con sensibilidad estética y social, capaz de desempeñarse productiva y creativamente en una sociedad cada vez más tecnificada, pero a la vez marcada por profundas desigualdades e injusticias que tienen a una gran mayoría de los habitantes en condiciones de vida inadmisibles.

El Programa actual de Química busca dar cabida a toda una serie de necesidades, requerimientos y actividades, que, enfocadas dentro de sus tres pilares -docencia, investigación y extensión- permiten ofrecer hoy un currículo académico actualizado, de alta calida, acorde con las tendencias de la Ciencia en general y de la Química en particular y consecuente con la Misión de la Universidad Industrial de Santander.